Las marcas son la presentación de nuestro negocio al consumidor y es tan importante cuidarla estética, como legalmente. Por eso, en esta nota vas a descubrir los beneficios que encierra registrar una marca y también una guía, con el paso a paso para que puedas realizar el trámite.

Estás iniciando un negocio, un emprendimiento, un proyecto y lo primero que pensás es en cómo llamarlo, pero con seguridad, no estarás haciendo foco en eso de “registrar la marca”, porque la creencia general indica que es “algo difícil y costoso”, que quizás “se puede hacer más adelante”. Pero, lo que la creencia general no habla es sobre los aspectos positivos de registrar una marca.

En la Argentina existe una ley que rige desde 1980 la cual regula el registro de los signos marcarios en todo el territorio nacional, estamos hablando de la Ley de Marcas y Designaciones Ley Nº 22.362.  

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/15000-19999/18803/norma.htm

Esta norma reglamenta lo que puede ser materia de un registro de marca, y al mismo tiempo, lo que no. Lo importante de esta ley, es que deja en claro que al ser registrada forma parte del patrimonio del titular y determina así que gracias a la posesión quedan garantizados los derechos que surgen en consecuencia. Entre sus artículos, la norma explica que la entidad encargada de otorgar el registro, es el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial; y expone sobre el modo en qué se hace el trámite, las penalidades por incumplimiento como las acciones que pueden llevarse adelante sobre el reclamo de un símbolo marcario. Esta ley desde que entró en vigencia sufrió modificaciones por las demandas y necesidades del contexto mercantil, incorporándose nuevas categorías para definir una marca, como los son las auditivas, sonoras, tridimensionales.

Resumidamente, esta Ley es un gran beneficio para la protección de tu negocio, producto o servicio, que no podés dejar de conocer y aplicar.

Por esta razón, si vas a salir al mercado o ya estás en él, es fundamental que preserves tu marca. Hacer el registro, es más que un trámite, es una inversión.

Antes de pasar a lo concreto, respondamos a este interrogante ¿Qué es una marca?

La marca, es ese conjunto de signos lingüísticos y no lingüísticos que tienen por finalidad distinguir los productos o servicios en el contexto del mercado. Se trata de un mensaje dirigido al consumidor, para que éste consiga identificar una marca en contexto.

En la actualidad, contar con una marca registrada constituye uno de los intangibles con mayor fuerza dentro de un negocio, porque la marca, es lo que representa, distingue y por cierto es lo que establece el posicionamiento en el mercado. La marca, además, crea con el público una conexión de tipo emocional, porque el consumidor se reconoce, una marca determina estatus, afinidad. Entonces empezar por reconocer el verdadero valor del signo marcario, nos situará sin duda, en la necesidad de llevar a cabo el registro.

Siguiendo lo antes expuesto, al momento de crearla se deben tener en cuenta aspectos claves como son el nombre, los colores, los iconos que la formarán. En virtud de ello, hay que prestar atención a lo que la Ley Nº 22.362 define como marca; según la norma puede estar constituida por palabras, letras, números, fotos, formas y colores o cambiando estos aspectos, pero lo curioso, es que también puede registrase como marca un sonido, constituyendo así marcas sonoras. La marca, es lo que el consumidor recuerda, después haber consumido el producto/servicio, por ello es importante dedicarle tiempo al desarrollo de la misma, se debe investigar para su creación. Si necesitás ayuda, podemos trabajar para desarrollarla. Consulta aquí.

Vemos ahora, cuáles son las razones por las que debería registrar mi marca. En primera instancia y lo más importantes es que al registrarla se gana el título de propiedad y con ello el derecho de uso exclusivo. De esta ventaja devienen las siguientes:

  • Lograr diferenciarte de la competencia, tu marca y producto son únicos.
  • Garantizar a tus clientes: transparencia, seriedad, calidad, respaldo.
  • Es una excelente herramienta para fidelizar a tus clientes.
  • Evitás que otros, hagan uso de tu marca generando así una distorsión en tu comunicación, que tu marca se confunda con alguien más.
  • Al tener el derecho de uso exclusivo, pudiendo de este modo, cuando sea necesario venderla, cederla sin obstáculos.
  • Iniciar acciones legales, en casos que otras personas, puedan generar efectos perjudiciales sobre tu marca
  • Se trata de proteger tu marca, tu negocio, tu empresa.

Ya vimos todas las ventajas, ahora, es momento de conocer, cómo iniciar este trámite:

Es un trámite que podés llevarlo a cabo de dos maneras, se puede hacer de modo personal o mediante una Agencia especializada en el tema.

¿Qué necesitas para empezar el trámite?

  • Ser mayor de edad
  • Un domicilio legal electrónico.
  • CUIL o CUIT.
  • Clave Fiscal
registrar una marca es fundamental
Registrar tu marca es beneficioso para tu empresa. No dejes pasar la oportunidad! Imagen de Green Chameleon en Unsplash

El paso a paso para registrar una marca

Paso 1: Averiguación

En primera instancia, una vez que hayas decidido el nombre, es importante saber si ya está registrado o no. Entonces, lo que se debe a ver es chequear si la marca está disponible. Para eso la página del INPI ofrece un buscador sencillo e intuitivo que te ayudará con esta tarea(https://portaltramites.inpi.gob.ar/marcasconsultas/busqueda), donde podrás consultar al respecto, o.

Un tip, es hacer una búsqueda amplia, es decir incorpora plural o singular, por ejemplo, para saber si hay otra marca similar.

¿Cómo hago la búsqueda?

Completa el casillero “Denominación” y tilda “Solo Vigentes”, luego buscar.

Paso 2: Iniciar la solicitud

Es momento de presentar la solicitud, para ello se ingresa a la página de INP: https://portaltramites.inpi.gob.ar/

Inicias el trámite, indicando el tipo de marca. De acuerdo a como lo establece el INPI, una marca puede ser:

Denominativa: Cuando la marca solo se compone de texto, la denominación marcaria.

Figurativa. Cuando la marca es una imagen sin texto.

Mixta. Cuando la marca es una imagen con diseño que incluye palabras, letras, números o una combinación de varios o todos ellos.

Tridimensional. Cuando la marca es la forma de un objeto exteriorizado a través de diferentes vistas.

Sonora. Cuando la marca es un sonido distintivo para algún producto o servicio.

Olfativa. Cuando el signo es olfativo para distinguir un producto.

Secuencial. Cuando la marca se compone de una secuencia de movimiento (animada).

Luego, para finalizar el trámite, deberás generar un volante de pago electrónico, también conocido como VEP para abonar. Salvedades sobre el VEP, se debe pagar el mismo día, podés pagarlo desde tu cuenta bancaria (no desde la de otra persona) o imprimís el ticket y lo pagas.

Se te asignará un número de expediente, tenelo a mano. ¡Lo vas a necesitar!

Paso 3: el Seguimiento

El seguimiento lo haces desde la misma web https://portaltramites.inpi.gob.ar/ con el número de expediente.

Dentro de los 30 días de la solicitud el INPI hace un análisis y se pueden corregir lo presentado.

A los 70 días aparece la publicación en el Boletín de Marcas, y conjuntamente se establece un rango de tiempo, donde pueden aparecer objeciones sobre la marca. En caso de existir, alguna objeción se hace contacto con la otra parte, para arribar a un acuerdo. En caso de no lograrlo se pasa a una mediación y si tampoco tiene éxito, se procede a un juicio. Obviamente, que, en este periodo de tiempo, el trámite queda en suspenso.

Paso 4: Obtener el registro

Una vez que se registró la marca, el sistema envía vía correo electrónico un código alfanumérico para que descargues e imprimas el Título Digital de Propiedad.

La duración total del trámite, es de 24 meses o 12 meses, dependiendo si pasa o no por Estudio Simplificado. Un dato sumamente significativo es que el registro tiene una validez de 10 años y se puede renovar indefinidamente.

¿Cuánto cuesta? Los costos varían de un tipo de marca a otra, pero podés consultar los costos vigentes en este link https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/aranceles_vigentesinpi19.pdf

Registrar la marca es sinónimo de cuidar tu negocio, de respaldo y seguridad para vos y para el consumidor. En tiempos de globalización, de expansión de los negocios y de conectar con la audiencia, respaldar tu marca es primordial. El registro de marca es una inversión, con amplio retorno.

Una vez registrada la marca es importante una buena custodia para evitar que posibles marcas (iguales o similares) se registren y confundan al público consumidor.
Nada mejor que cuidar nuestro valioso activo intangible una vez que lo hemos conseguido.
Vale la pena destacar también que la ley en Argentina no nos pide tener la marca en uso para que se conceda el registro. Sin embargo, si se debe presentar declaración jurada de uso entre el quinto y sexto año de otorgada y al momento de la renovación de la misma.
Es importante destacar también que al ser un activo intangible tiene no solo un valor legal, sino también económico.

¿Tu marca ya está registrada? Si necesitas registrar tu marca con profesionales que agilizarán el proceso y te asesorarán de forma correcta te recomendamos a nuestros amigos de Creidear ¿Estás pensando en promocionarla? En Conexión, podemos acompañarte en este proceso, contáctanos podemos asesorarte.

Una vez que hayas realizado el registro de marca te recomendamos leer el siguiente artículo sobre Todo lo que tenés que saber sobre Sitios Web.