Netflix es una empresa con más de 20 años en el mercado. Sin embargo, fue recientemente que alcanzó un éxito indescriptible revolucionando la industria del entretenimiento gracias al pensamiento y planteo estratégico de sus fundadores. Gracias a su estrategia de marketing, se convirtió en la plataforma multimedia que distribuye contenido vía streaming más conocida de la historia.

Netflix no solo cambió la manera de consumir producciones audiovisuales, sino también la conducta de los televidentes con la creación de contenido propio que funciona bajo la lógica “on demand”, llevando al usuario a realizar “maratones”. En este nuevo esquema, el consumidor es el que elije qué, cuándo, cómo, y dónde lo consumirá. 

Sin duda es una empresa que entendió tanto la necesidad de los usuarios como el cambio del paradigma digital. En términos de Bauman atendió el dolor de la audiencia y en palabras de Reed Hastings “Cuando hay un dolor, tenés que ser la aspirina no la vitamina. Resolver un problema particular del consumidor”.

Aspirina y no vitamina: la estrategia de marketing de Netflix

¿Te has preguntado alguna vez por qué Netflix suele recomendarte películas, cómo llegan determinados mensajes: “Agregamos una película que te podría gustar”, “¿Te gusta tal serie?”, “Repaso semanal de contenido para vos”; Cómo incorpora funcionalidades interesantísimas con frecuencia, o cómo consigue éxito rotundo en gran parte de las series que ofrece?.

La respuesta a esos interrogantes no tiene nada que ver con el azar. Netflix conoce y analiza cada una de las acciones del usuario dentro de su plataforma, desde cuántas veces se pausa un capítulo, en qué fechas se ve un tipo de serie, cuándo se deja de ver una película o serie y nunca se retoma. Todas estas conductas generan datos útiles que le sirven para tomar acciones y direccionar el contenido. El punto es que Netflix es una empresa orientada al dato, lo cual la pone en ventaja frente a la televisión tradicional y al cine, porque cuenta con información directa de sus usuarios.

Historia

Sus fundadores son Reed Hastings y Marc Randolph quienes decidieron iniciar con el proyecto allá por 1997 en Estados Unidos después de un episodio gracioso en la vida de Hastings.

Lo sucedido fue que Reed alquiló la película Apollo 13 y se demoró en devolverla, por haberla extraviado, entonces tuvo que pagar una multa de 40 dólares. Esta situación se tradujo en un enojo que llevó a Hastings junto con Randolph a querer ofrecer una alternativa a los consumidores del mundo del entretenimiento. Entonces, después de analizar varias ideas descubrieron el potencial del DVD, un nuevo formato de vídeo que permitía ver películas con mayor definición, del cual no tenían mucha información.  Así decidieron implementar un sistema que le permitiera a los consumidores alquilar películas vía electrónica, sin la necesidad de ir a una tienda física, eximiéndolos de las multas, es decir como un videoclub online.

En este contexto, Reed Hastings y Marc Randolph cofundaron Netflix como respuesta a todas las falencias que veían en el servicio de la competencia, Blockbuster. Su nombre se debe a una combinación de “Net”, respondiendo al concepto de “internet” y “Flix” siendo una variante de “flick”, la abreviatura de película.

Tiempo después, siguiendo el modelo de mejora continua en pos de la plena satisfacción del cliente y orientados por plataformas como YouTube migraron al Streaming. De esta manera, con todo un desarrollo tecnológico admirable crearon una plataforma en la cual usuarios pudieran ver contenido audiovisual en la comodidad de su hogar conectados a la red de internet sin tener que descargarlas.

¿Cómo funciona esta plataforma?

Desde su propia web, Netflix se define como un servicio de streaming por suscripción que les permite a sus usuarios consumir contenido audiovisual -películas, series, documentales- sin publicidades en un dispositivo con conexión a internet desde el lugar que elijan. Además, ofrece la posibilidad de descargar el contenido para verlo sin la necesidad de estar conectado a la red.

Lo curioso y destacado de Netflix es que trabaja con un sistema de recomendación de contenido personalizado en base a gustos y costumbres del usuario ofreciendo una interfaz intuitiva y atractiva. Todo esto lo consigue porque está siempre un paso adelante adaptándose a las tendencias del mundo digital.

la estrategia de marketing de netflix nos convierte en el foco de todo su negocio
La estrategia de marketing de Netflix nos convierte en el foco de todo su negocio. Imagen de Charles Deluvio en Unsplash

Estrategia de Netflix

Netflix con su larga trayectoria, en un primer momento distribuía contenidos de terceros. Sin embargo, para el año 2013 dio un giro de 360° en este aspecto y pasó a convertirse en productor de contenidos propios. Este hecho golpeó fuertemente a la industria audiovisual tradicional (cine y televisión), porque el usuario comenzó a recibir en sus pantallas lo que realmente quiere ver. Su primer contenido propio, después de una larga investigación y con una fuerte apuesta económica, fue la exitosa serie House of Cards.

Saber “leer al usuario” sus gustos, necesidades, costumbres y aspiraciones son la clave del modelo de negocio de esta empresa. Entre otras producciones desarrolladas por la firma con grandes inversiones se destacan: Sense8, Narcos, Ozrak, You, El amor es ciego, El piso es lava, Stranger Things, Gambito de dama, Bridgerton, La casa de papel, The Crown, entre otras tantas. Actualmente cuenta con un amplio abanico de contenido que se actualiza de modo permanente siguiendo “esa lectura de usos y costumbres del consumidor”.

La propuesta de valor

Esta plataforma le otorga al usuario total autonomía sobre el consumo. Es él quien define el modo de hacerlo, sin la intervención de publicidad (como en la televisión tradicional), empleando el dispositivo electrónico que el usuario elija.

En definitiva, su propuesta de valor está basada en ofrecer una experiencia de streaming cada vez más rica y acorde a sus gustos. No sólo hace foco en el contenido, sino también en ofrecer promociones, descuentos, mejora continua de sus interfaces y funcionalidades; en no restringir la cancelación de la suscripción; en brindar un centro de ayuda y soporte para sus clientes vía web o acceso remoto, entre otras tantas ventajas. Aspectos que brindan transparencia, fidelidad y confianza con la marca.

Conectando con la marca

Netflix posee una estrategia de marketing y comunicación centrada en el usuario. Su perfil en las redes sociales deja en evidencia un trato cercano con el consumidor empleando el humor como recurso. Este perfil logra así conversaciones personalizadas y no estandarizadas. De esta forma, obtiene fidelización, reconocimiento de la imagen de marca y por supuesto un alto índice de engagement, generando experiencias únicas y satisfactorias.

En su estrategia de comunicación integra el feedback de las redes sociales, el análisis de los datos obtenidos por el uso de la plataforma. En otras palabras, entiende que conocer al cliente y ponerlo en el centro de las acciones de la marca es la clave para su éxito. La permanencia en la plataforma, depende pura y exclusivamente de satisfacer a sus clientes, de darle al público lo que quiere.

Netflix nos enseña que el cliente es la médula de todo modelo de negocios cualquiera sea el rubro. Entenderlo es clave para lograr que una marca sea rentable porque en definitiva de ellos depende que exista el consumo. Hoy está presente en más de 130 países brindando contenido de calidad que puede ser consumido dónde y cuándo quiera el usuario. Se trata de un negocio multimillonario que nació de una multa de 40 dólares. Un negocio que supo aprovechar la pandemia como una oportunidad para ganar más miembros y posicionarse sobre Disney, otro de los líderes del entretenimiento.

Perseverancia, visión de futuro, organización y sobre todo innovación con la finalidad de brindarle al público lo que exige han sido la clave del éxito rotundo. Por eso, aunque a veces emprender no sea sencillo y cueste ver el vaso medio lleno, siempre hay que estar atento a las nuevas oportunidades.

«Cuando hay un dolor, tenes que ser la aspirina no la vitamina. Resolver un problema particular del consumidor» Reed Hastings

netflix.com gracias por acompañarnos estos meses, cada noche, y por entender nuestros gustos 🙌

Si estás por emprender, por iniciar tu negocio, no te olvides de atender el dolor de tu público. Esta es la manera de conectar con ellos y hacer rentable tu marca.

Casos de Éxito
Casos de Éxito con los detalles de su victoria