Después de un año de pandemia y sabiendo que las redes sociales llegaron para quedarse muchas empresas, marcas y emprendimientos se unieron y/o mutaron al mundo digital. En este contexto, entender qué es el marketing digital y sus estrategias es clave para permanecer sin sucumbir en el intento.

El marketing cambia todo el tiempo y con ello se abre una nueva manera de vincularnos con los clientes, nos expone ante la necesidad de conectar con ellos. Hacer marketing digital no es algo tan simple como un chasquido de dedos. No se trata solamente de tener una web, o un perfil de Facebook: hacer marketing digital es mucho más. Se trata de evaluar, monitorear, integrar acciones, elegir una dirección. Uno de los errores más frecuentes dentro del marketing digital se produce cuando trabajamos sin una estrategia que nos sirva de guía.

Definiendo a tu ‘buyer’ persona

Si vas a hacer marketing digital para tu marca, empresa o emprendimiento, es fundamental que partas de un plan, con objetivos y estrategias enfocados en atender las necesidades de tu ‘buyer’ persona (cliente ideal).

El desconocimiento y la falta de planificación se pueden traducir en desgaste y, en ocasiones, que algunos abandonen en el intento por no conseguir resultados deseados. En otros casos, se pueden estar alcanzando buenos resultados pero las acciones que se están llevando adelante, al estar disociadas de un plan general, provocan que se malgasten recursos y tiempo valiosos. Una estrategia de marketing digital permite trabajar siempre en la dirección deseada, con los recursos justos, enfocados en tu ‘buyer’ persona.

Conforme a una encuesta realizada por Smart Insights en diciembre de 2020, el 45% de las empresas no contaba con estrategias de marketing digital ni tradicional desarrollada. Esto genera un impacto negativo sobre las mismas, porque no están escuchando a sus clientes, no están viendo sus necesidades: están perdiendo oportunidades de venta y de fidelización de cliente y seguramente generando gastos de recursos innecesarios. Es común que ante la ausencia de una estrategia de marketing digital que nos sirva de guía las acciones que se desarrollan estén orientadas por la moda, por tendencias del mercado y que no concuerden con las necesidades y gustos del cliente real de la marca.

¿Cuál es la solución? No hay mucha magia por aquí. El camino correcto tiene que ver una visión macro de la empresa, de la marca, del emprendimiento para poder desarrollar una planificación que integre, que aglutine todas las acciones de marketing que se ponen en marcha. El marketing tradicional y el digital deben trabajar juntos, no separados; son parte de la misma ecuación. Unir lo que hacemos en los medios tradiciones con los digitales es lograr comunidad entre los canales y dispositivos de comunicación, lo que se convierte en coherencia en la identidad de la marca.

¿Cómo hacer una estrategia de marketing digital?

Antes de hablar del “cómo”, empecemos por el “qué”. La estrategia de marketing digital es la planificación de una serie de acciones que nos servirán para alcanzar los objetivos establecidos.

Como estamos hablando de marketing digital y éste emplea dispositivos tecnológicos y medios digitales con el fin de promover una marca, productos y/o servicios, esa serie de acciones que se planifica en la estrategia se deberán desarrollar apelando a los medios online. Estamos hablando de la creación y difusión de contenidos a través de sitios web, en redes sociales, mediante la gestión de correos electrónicos, siempre coherentes con el plan de origen. En pocas palabras, la estrategia de marketing digital consiste en una serie de pasos que ayudarán a alcanzar objetivos mediante el marketing digital.

Las estrategias de marketing online son fundamentales para darle a la marca, emprendimiento o empresa, la dirección correcta en virtud de los objetivos. Pero al mismo tiempo, son un gran desafío. ¿Desafío? Sí, porque si bien existe un mayor conocimiento sobre las herramientas, plataformas y estrategias de marketing digital disponibles no siempre se logra coherencia entre las acciones encaminadas y muchas veces se llevan a cabo un sinfín de acciones disociadas.

¿Cómo defino mi estrategia de marketing digital?

El primer paso consiste en mirar nuestra marca, emprendimiento o empresa y ver dónde estamos posicionados hoy y hacia dónde queremos llegar. Se trata de trazar el plan de evolución que nos permita establecer los objetivos en distintos plazos -corto, mediano y largo-, para arribar a ese lugar deseado.

Pero antes de fijar esos objetivos y después de mirarnos hacia adentro, es importante también mirar hacia afuera y conocer el mapa del mercado para saber quiénes conforman nuestra competencia y para caracterizar a nuestra ‘buyer’ persona conociendo sus necesidades, gustos y aspiraciones. Entonces sí es tiempo de delinear los objetivos. Con objetivos claros, concisos, mensurables y por sobre todo alcanzables, el siguiente paso es definir las estrategias que nos ayudarán a conseguir esos objetivos.

A continuación, enumeramos algunas de las estrategias de marketing digital:

  • Email Marketing
  • Posicionamiento web o SEO
  • ADS
  • Marketing de Contenidos
  • Redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin – si querés saber más sobre este mundo, te recomendamos leer esta nota

Ahora, concretamente ¿Con qué acciones pongo en marcha mi estrategia de marketing digital?

Las acciones dentro de tu estrategia

La estrategia hace referencia a la serie de acciones que nos permite lograr los objetivos de marketing. En este caso, las campañas de marketing digital son las acciones dentro de esa estrategia que se deben aplicar para lograr el o los objetivos y hacer marchar mi estrategia.

Por ejemplo, si soy una agencia de noticias y mi estrategia tiene que ver con generar más ‘leads’ (cliente ideal), la campaña para alcanzar ese objetivo podría ser compartir parte de mi contenido exclusivo empleando el email marketing como canal y así generar más ‘leads’. Entonces, esa campaña (usar el email marketing y difundir contenido exclusivo), sería parte de tu estrategia para generar más ‘leads’.

Vamos a otro caso práctico. Si tu objetivo es fidelizar clientes, el email marketing es una estrategia súper interesante para proponerle a tu cliente aspectos diferenciales sobre la competencia, para acercarte y decirle:  “¡Hola, aquí estoy! ¡Te escucho!”. Por otro lado, si el objetivo es incrementar ventas, el marketing de contenido y el SEO (posicionamiento en buscadores), son buenos aliados para lograrlo.

Las personas están esperando soluciones, entonces mediante la generación de contenido original, de calidad, creíble y confiable, se puede alcanzar el objetivo de incrementar las ventas y de fidelizar clientes. Casos concretos en este sentido pueden ser: los podcast (contenidos específicos de audio), el live streaming (transmisiones en vivo) o los tutoriales. Lo importante es que generes la conexión con el usuario, que él encuentre esa solución que estaba buscando.

Pasos a seguir

Antes de terminar, te dejamos unos pasos que te ayudarán a definir tu estrategia de marketing digital

Análisis interno y externo de la marca

Se trata de saber sobre mi marca: fortalezas, debilidades, oportunidades, amenazas (análisis FODA), saber hacia dónde quiero posicionarla. Al mismo tiempo se trata de conocer el mercado, mirar mi competencia, el entorno, saber los pro y los contra, a fin de encontrar oportunidades de desarrollo de la marca.

Definir el perfil mi ‘buyer’ persona

En ese análisis de la marca, también es trascendental y prioritario caracterizar a mi cliente ideal para definir sus gustos, aspiraciones y necesidades. Es decir, saber a quién oriento mi comunicación y mis acciones. Pero no hay que olvidarse, que él también tiene que conocerme. Ambas acciones son los primeros pasos para fidelizarlo.

El cliente necesita sentiste valorado, acompañado en el proceso de compra. La marca, hoy en día, tiene que conectar con ese cliente.

Definiendo objetivos, herramientas de marketing digital y el plan de contenidos

En esta etapa se deberán definir los objetivos que permitirán alcanzar los resultados deseados, los cuales deben estar alineados con el plan general de marketing. También se evalúan los canales de marketing digital que dispone la marca para saber qué medios utiliza con frecuencia mi cliente ideal y, por ende, cuál de ellos será el más propicio para enmarcar mi estrategia de marketing digital.

¿Cómo elijo el canal adecuado?

Primero, listá los canales digitales con los que contás y analizalos, porque esos canales ya poseen contenido. Luego será el momento de evaluar qué parte de ese contenido que estás transmitiendo te sirve para alcanzar los objetivos. En otra lista, enumerá los canales que no tenés pero que serían compatibles con tus objetivos.

Segundo, establecé en cuál de esos canales obtenés mejores resultados. De esta forma, vas a poder elegir el que mejor rendimiento tenga y al mismo tiempo definir acciones para mejorar la comunicación en los que presentan dificultades y/o falencias.

Como resultado vas a tener un panorama claro sobre qué plataformas vas a seguir usando, cuáles mejorar y cuáles eliminar. De esta forma podrás determinar los contenidos a difundir por cada uno de esos canales.

Crea comunidad con las acciones

Es el momento de unir todos estos pasos que realizaste hasta el momento para poder dar forma a tu estrategia de marketing digital. ¿Qué tenemos?

  • El perfil de tu ‘buyer’ persona
  • Objetivos definidos
  • Una lista con los canales de marketing digital en uso
  • Una lista con los canales de marketing digital que podrías incorporar
  • Plan de contenidos

Manos a la obra, tiempo de Excel

Ahora damos paso a la elaboración del documento que explique la serie de acciones para alcanzar los objetivos. Es el momento de definir la o las campañas de marketing para lograr los objetivos y hacer caminar la estrategia.

Podes usar el programa Excel para plantear la estrategia de marketing y definir las acciones mensualmente. La plantilla de Excel otorga una forma sencilla, clara para seguir el plan de acción.

Mide tu rendimiento

Una vez puesta en marcha la estrategia con sus respectivas campañas, es importante que vayas monitoreando y midiendo las acciones para saber si estás en camino de cumplir los objetivos o si es necesario ajustarlas.

En definitiva, la razón de ser de las empresas son los clientes, entonces el foco, aunque a veces lo perdamos de vista, tiene que estar puesto en ellos.

La clave está en lograr una comunicación clara, creíble y diferencial, atendiendo a las necesidades de tu ‘buyer’ persona conectando con ella desde lo emocional y logrando así una experiencia de usuario satisfactoria basada en la empatía.

Conocer sus necesidades y encontrar el camino para satisfacerlas es la garantía de una correcta estrategia de marketing digital.

¿Tu empresa/marca tiene desarrollada estrategias de marketing digital?

Tips y recomendaciones
Tips y recomendaciones para negocios digitales